laptop-inspiron-10-design1-purple

Opensource World Dell nos ha entregado una dosis de realidad, tanto para Microsoft y la comunidad de Linux en el tema de los netbooks.

Kevin Turner trabaja en Microsoft, y afirma que numerosos estudios de mercado afirman que la tasa de devoluciones de ultraportátiles con Linux frente a los de Microsoft es de cuatro o cinco veces mayor.  La razón principal dice, son los problemas técnicos que este sistema operativo genera. Pero claro, estos datos los ofrece Microsoft.

En cambio…

Todd Finch, de Dell, afirma que el número de devoluciones de Linux es prácticamente el mismo que el de Windows. Fincha afirma también, que las razones de devolución de los equipos con Linux no suelen ser de naturaleza técnica, sino más bien “estética”. Simplemente son personas que esperaban encontrarse un Windows en el ordenador y descubrieron que lo que traía no tenía nada que ver. De hecho, en Dell están satisfechos con el rendimiento técnico de los ultraportátiles con Linux, el cual es incluso superior en ámbitos como la duración de la batería y la velocidad.

Dell vende tres máquinas que ejecutan la distribución Ubuntu Linux: el átomo basado Mini 10v, que puede ser clasificado como un netbook, además de la 15N y Inspiron XPS M1330n que se ejecutan chips Core 2 Duo.

Estos informes de Microsoft, son meras estimaciones, porque los datos de venta de ordenadores los tienen los fabricantes y las tiendas. Microsoft intenta usar la mala prensa desprestigiando a su sistema rival, para que la gente tenga prejuicios a la hora de elegir con qué sistema se queda. Parece que ni siquiera se es consecuente con el precio, ya que actualmente comprar uno de estos equipos con Linux no garantiza tener un precio inferior.

No vemos ninguna razón técnica de por qué están regresando máquinas Linux así que … no vemos una diferencia significativa entre el tipo de cambio de Windows frente a la tasa para Linux. Hemos estado muy satisfechos con la estabilidad y la técnica la solidez de las máquinas Linux.” dijo Finch de Dell.

Administrador de Novell comunidad openSUSE Joe Brockmeier, apareciendo con Finch, dijo que la sensibilización para estimular la demanda de los consumidores a través de la comercialización es el mayor obstáculo de Linux. “Para nosotros, para generar el conocimiento del mercado, para decir: ‘Yo quiero Linux en un netbook’ va a ser muy duro , porque no tenemos las herramientas para hacerlo“, dijo Brockmeier.

Visto en channelregister.