Recién termino este jueves unas de las series con la que más me he sentido identificado  en la cadena THE CW. Todo comienzo tiene su final, y espero que este no sea el final de esta historia.

Supernatural describe las hazañas de los hermanos Sam y Dean Winchester, interpretados por los actores Jared Padalecki y Jensen Ackles, quienes viajan a diversos sitios de Estados Unidos, a bordo de un Chevrolet Impala de color negro y modelo 1967, investigando y combatiendo sucesos paranormales e inexplicables, muchos de ellos basados en leyendas urbanas de la cultura estadounidense, además de criaturas sobrenaturales clásicas, tales como vampiros, licántropos y fantasmas.

En este capítulo, Dean decidido a apoyar a su hermano hasta el final con los anillos en sus manos, y Sam con la sangre que necesita para decir que SI, Lucifer escarba el pasado de Sam y lo intenta convencer de que el siempre ha estado huyendo hacia él, sus ilusiones de ser un héroe decaen, predestinados desde el comienzo.

En el cementerio de Stull, Michael en el cuerpo de Adam, Lucifer en el de Sam, discutiendo sobre su padre. Llega Dean en su Chevrolet y una canción de Def Leppard. Cass no acepta la idea de rendirse y quema con fuego sagrado a Michael, y Bobby le dispara a Lucifer, pero ambos resultan muertos con un chasquido de dedos.

Dean intenta llegar a su hermano, mientras recibe un golpe tras otro de parte Lucifer. Hasta que una luz del Impala, se refleja en la retina de Sam, un viento que  sopla le trae recuerdos con su hermano, recuerdos  de risas, bromas y tristezas,  son familia en los buenos y los malos momentos,  vuelve a hechizar los anillos abre la puerta de la prisión y se lanza a ella llevándose consigo a Michael.

Castiel regresa como angel curando los golpes de Dean y resucitando a Bobby, luego vuelve a un cielo envuelto en el caos, y Dean promete ir a por su jefe. Castiel se despide como siempre, dejando una pregunta en el aire, ¿Qué quieres paz o libertad?.

Bobby se despide de Dean, y Dean cumple la promesa que le hizo a su hermano, vuelve con Lisa para tener una vida normal, mientras en el exterior de la casa un bombillo de una farola se apaga y debajo Sam observa a su hermano. The End.

“Si es que existen los finales, porque nada termina realmente” Chuck.

Castiel regresa como un “better angel” curando los golpes de Dean y resucitando a Bobby, vuelve al lado de Dios como sheriff de un cielo envuelto en el caos, y Dean promete ir a por su jefe, por arrebatarle a su hermano, y Castiel se despide como siempre, dejando un vacío con una pregunta en el aire, ¿Qué quieres paz o libertad?. Bobby se despide de su amigo y compañero de aventuras para seguir combatiendo el mal, Dean cumple la promesa a su hermano, vuelve con Lisa para tener una vida normal, de tarta de manzana, mientras en el exterior una bombilla de una farola se apaga debajo Sam observa a su hermano. The End, si es que existen los finales, porque nada termina realmente, y un profeta llamado Chuck desaparece.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s